jueves, abril 24, 2008

Actimel: un nuevo caso de crisis on line

Comunicado acerca de Actimel de la empresa Danone (España:
Últimamente circula por la red una noticia falsa sobre Actimel. En este apartado el Ministerio de Educación y Ciencia, la Asociación de Dentistas y Nutricionistas de España y por último Danone, desmienten dicha información en tres comunicados y otros documentos en los que queda claro que Actimel ayuda a tus defensas.

¿A qué se debe este escueto comunicado de Danone y el extenso anuncio de TV que en la Argentina la empresa La Serenísima (comercializa Actimel en el Cono Sur) puso al aire en el cual el inefable Pancho Ibañez nos cuenta lo bueno que es Actimel?

Un nuevo caso de crisis (ya comentamos hace un tiempo el de Dasani) que comienza en la Web y se expande rápidamente al mundo off-line.

En el principio: un texto que recorrió -cual eficaz campaña de marketing viral- las casillas de mail de miles de personas. Este es el texto de uno de los correos recibidos:
«El ACTIMEL provee al organismo una bacteria llamada L.CASEI. Esta sustancia es generada normalmente por el 98% de los organismos, pero cuando se le suministra externamente por un tiempo prolongado, el cuerpo deja de elaborarla y paulatinamente “olvida” que debe hacerlo y cómo hacerlo, sobre todo en personas menores a 14 años.

En realidad, surgió como un medicamento para esas pocas personas que no lo elaboraban, pero ese universo era tan pequeño que el medicamento resultó no rentable; para hacerlo rentable se vendió su patente a empresas alimenticias.

La Secretaría de Salud obligó a ACTIMEL a indicar en su publicidad que el producto no debe consumirse por un tiempo prolongado; y cumplieron, pero en una forma tan sutil que ningún consumidor lo percibe (p.ej. “desafío actimel: consúmalo durante 14 días” o “haga de agosto su actimel”).

Si una madre decide completar la dieta con ACTIMEL, no percibe ningún aviso sobre su inconveniencia y no ve que puede estar haciendo un daño importante a futuro a causa de las manipulaciones publicitarias para impulsar los negocios.»


La respuesta de la compañía, "el equipo Actimel" a pleno,(y sus "endorsers" o terceras partes) se resume en esta frase: Ningún organismo elabora bacterias, es decir, no las genera, simplemente éstas se hospedan en nuestro intestino. Su incorporación es siempre externa. Por lo tanto es bueno y deseable incorporar L-Casei a través de Actimel.

Igualmente, este hecho levantó muchas voces. Por ejemplo se puede leer en el foro.recuperarelpelo.com: "Si bien el Actimel no es un engaño y tampoco tiene que ver con la Alopecia, dejo este debate abierto por si alguien puede aportar alguna fuente que indique lo contrario (excepto La Serenísima)."

Quienes lo deseen pueden consultar o descargar en http://www.actimel.es/comunicados todos los documentos "oficiales" de Danone. Allí se puede leer: el comunicado de Danone; el del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y la Asociación Española de Dietistas - Nutricionistas. Un gran esfuerzo de RR.PP. de la empresa por frenar el rumor extendido por la web.

En el caso de la Argentina, lugar dónde comenzó la movida anti-Actimel on line - la compañía recurrió al ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) como endorser.
Esto lo pueden leer en: http://www.actimel.com.ar
Buena también la nota de http://www.doramas.net/582 y la de http://medtempus.com/archives/el-bulo-por-correo-de-actimel-hace-tomar-medidas-a-danone/

2 comentarios:

JGB dijo...

Hola Federico. Al final no entendí, Actimel, ¿es bueno o malo para el organismo? Lo mismo que Dasani, ¿la tomo o es lo mismo que el agua de la canilla?
Muy bueno el blog. Te paso el mio: contraexplosion.blogspot.com.

Un abrazo.
Jose

Rey Lennon dijo...

José: Soy comunicador no nutricionista, Je. Por lo que dicen los expertos ambos productos son aptos para el consumo. Ahora bien, ninguno tienen propiedades "mágicas". Es, como decía el gran David Ratto, "el kilo de 900 gramos" refiriéndose a la publicidad exagerada. Un saludo, FRL